Zidane pidiendo calma.Es un reto", deslizó con la sonrisa en la boca Zinedine Zidane horas antes de que el Real Madrid saltara al césped del inaccesible Signal Iduna Park. Hablaba el francés, claro está, de acabar con la maldición que dictaba que el conjunto madridista nunca había salido victorioso en sus seis visitas al coliseo del Borussia Dortmund.Zizou, que es hombre de enfrentarse a retos, ganó. Lo hizo, y con contundencia, ante el otrora imbatible equipo alemán. De esta manera el martes alcanzó una nueva meta en su carrera como entrenador del conjunto de Chamartín. Una más en la de un hombre al que no se le resisten los retos... ni los muros


Facebook Google twitter
PALABRAS CLAVES: Nadie puede parar a Zidane