Cristiano Ronaldo es eso. Un competidor nato, un deportista sensacional, un crack mayúsculo. Y se presentó en el Mundial mostrando su poderío. Tuvo a España contra las cuerdas con sus dos primeros goles y, cuando ya se abrazaba la victoria hispana, con remontada enorme, puso un lanzamiento directo en la red, rozándose el final y apagando la euforia de una selección española que mereció, sobradamente, la victoria. Y es que España, condenada por la fatalidad, tuvo que remar siempre contra corriente y reponerse a los errores de Nacho y de Gea. Jugó a la suya y a la suya remontó hasta un 2-3 que daba la sensación de definitivo. Pero no contó con que enfrente estaba Cristiano Ronaldo. El hombre del partido y, por ahora, el crack del Mundial.
Facebook Google twitter
PALABRAS CLAVES: portugal vs españa mundial 2018